31/03/2007

JEFE DE LOS DÍAS Y EL NOVENO SEÑOR DE LAS NOCHES.


Tláloc; dios de la lluvia y la tormenta con ojos saltones y dientes de jaguar , daba forma a lo que él deseaba, éste de inmediato puso manos a la obra. Se elevó por los cielos acompañado de sus sirvientes, los fieles tlaloques o nubes. estos tomaron el agua de unos barrenos, con unos cántaros y empuñaron unos grandes palos. Cuando Tláloc les mandó llover, vaciaron el agua de los cántaros, pegando a estos con los palos, los cuales se rompían y los trozos de los cántaros rotos caían transformados en rayos que dirigían a un determinado lugar por donde pasaba un río (hoy conocido como río San Pedro), donde estaba una gran peña y que Ometecuhtli les señalara para que dejaran caer sus terroríficos rayos.

2 comentarios:

Kemo Sabi dijo...

Muy buena ilustración Diego. Felicitaciones. Un saludo para un digno soldado legendario.

Martin dijo...

Mil disculpas. En la anterior entrada puso que me parecía una palabra Maya. Como soy ignorante con las culturas antiguas de Colombia sería interesante saber de cual proviene tu inspiración. Este está excelente!

Related Posts with Thumbnails